Filosofía educativa

ProMETA busca crear comunidades de estudiantes dentro de la comunidad de fe:

  • ProMETA busca crear una comunidad de estudiantes donde cada uno esté comprometido en un esfuerzo colectivo de entendimiento. Nuestra meta es avanzar en el conocimiento colectivo y de esta manera apoyar el crecimiento del conocimiento individual.
  • La Escritura parece que apoya modelos que proporcionan educación para el liderazgo dentro de un contexto social más que en uno individual. Por esta razón, ProMETA valora la importancia de la comunidad de fe e intencionalmente se cuida de no poner demasiado énfasis en el saber individual; esto con el fin de preparar ministros que estén capacitados en guiar y relacionarse con diferentes tipos de personas.
  • Creemos que los adultos aprenden mejor, no por asimilación de lo que se les dice, sino más bien por lo que hacen por medio del proceso de construcción del aprendizaje. Con el propósito de que los individuos aprendan cómo construir su conocimiento, es necesario que el proceso sea moldeado y apoyado por la comunidad que los rodea.
  • Esto es lo que ocurre en una comunidad de aprendizaje de ProMETA :
  • A los estudiantes se les pide que traten asuntos complejos, que entiendan las cosas por sí mismos, que se comuniquen y trabajen con personas con formación y puntos de vista diferentes y que compartan lo que han aprendido con los otros.         
  • Ya que ProMETA es un ambiente de aprendizaje para adultos, la comunidad de aprendizaje de ProMETA se beneficia de las ricas experiencias de la vida que los individuos comparten en el grupo.
  • Puesto que los estudiantes aprenden juntos en una comunidad, esto hace que se reduzca la tendencia a sentirse aislado y a que se pierda la motivación. Los estudiantes saben que hay otros, que al igual que ellos, se están esforzando y creciendo juntos.

 

ProMETA busca desarrollar pensadores críticos y que resuelvan problemas:

  • Desarrollar pensadores críticos dentro del contexto de ProMETA es crucial ya que los conocimientos que tengamos acerca de la cultura, la ideología, la teología o la práctica en algún momento pueden cambiar, ya que no hemos llegado a tener todo el conocimiento, siempre estamos aprendiendo.
  • El pensamiento crítico consta de dos procesos interrelacionados: identificar y retar suposiciones e imaginar y explorar alternativas. A los estudiantes de ProMETA, como adultos que son, se les enseña cómo entrar en el análisis crítico sobre la validez de normas de socialización que durante la niñez tuvieron que aceptar sin criticar.
  • ProMETA está comprometido en aumentar en cada estudiante la capacidad para resolver problemas. Los estudiantes obtienen la habilidad de utilizar lo que saben para que de una manera creativa puedan resolver nuevos retos y problemas que encuentren en su propio contexto ministerial.